Curated ear: llevar muchos piercings vuelve a ser muy TOP

Curated ear: llevar muchos piercings vuelve a ser muy TOP

Llevar muchos piercings en las orejas vuelve a estar de moda, ¡qué alegría! La tendencia denominada como “curated ear” regresa pisando fuerte, pero, esta vez, ¡viene con truco!

El truco está en que ahora, no hace falta que nos hagamos todos aquellos agujeros de piercing que nos haríamos en las orejas si no tuviéramos absoluto miedo a las agujas (¡ole por las que se atreven!). Ahora, existen los “ear cuff” o piercings falsos de clip y damos las gracias a Dios cada día por habernos evitado el tan temido pinchazo.

¡Se colocan a modo de clip y parecen reales! Qué maravilla…

La clave está en saber combinar correctamente los diferentes tipos de pendientes como, por ejemplo:

  • Un pendiente trepador. Son los que se colocan en el agujero “de toda la vida” y ellos solitos trepan a lo largo del lóbulo. Sólo con un pendiente de este tipo ya parecerá que llevas más…
  • Si tienes segundos agujeros lo ideal es que combines pendientes de mayor a menor tamaño (ver imagen). Por ejemplo: aritos con circonitas, unas alas minimalistas e inclusive una punta, ¡un look de lo más punk! La clave está en ir de mayor a menor e ir alternando joyitas de plata lisa con joyitas con circonitas
  • Ear cuff grandes, es decir, de los que se suelen colocar a mitad de oreja dando la sensación de que atraviesan el cartílago entero por el interior. ¡Son de lo más original! Además de muy cómodos ya que se sujetan a la perfección gracias a la forma de la oreja.
  • Pendientes ear cuff más finos y sencillos. Estos son ideales para la parte superior del cartílago. Se colocan a modo de clip y se aprietan para sujetarse. ¡No se necesita nada más!

Todo esto es una prueba evidente de que puedes llevar las orejas llenas de pendientes y tener únicamente un solo agujero.

¿Lo intentamos? Si es así, no dudes en dejarnos tu combinación de pendientes en Instagram con el HT #chicasPiropo. ¡Estaremos encantados de compartirla!

xx