Ear cuff, ¿cómo son los pendientes de moda?

Ear cuff, ¿cómo son los pendientes de moda?

Los pendientes ear cuff son pura tendencia y te lo vamos a demostrar. ¡Las orejas aburridas no son nada cool! Ahora, ¡más es más!

Hace poco hablábamos de una de las tendencias de moda que más lo está “petando” en los últimos meses y, por lo que sabemos, ¡ha venido para un largo tiempo! Se trata de la estética, CURATED EAR. Como en los años más grunge y rebeldes, los 80 y 90, llevar muchos pendientes vuelve a ser “lo más de lo más”.

Y nosotras felices, ¿verdad? No hay nada más aburrido que no complementar bien nuestros looks. El día a día es bastante monótono como para no darle estilo, fuerza y personalidad. ¡Pues de eso vamos sobradas queridas!

Esta estética proviene de la antigua cultura egipcia e india y, de un tiempo a esta parte, se han visto mucho en las pasarelas de alta costura por todo el mundo. ¡Eso es señal de que lo van a pegar fuerte! Es más, ¡también para novias! Cada vez son más las firmas de vestidos de novia que se atreven a complementar con estas joyitas, ¡ya está bien de perlas!

Por si todavía no conoces nuestra página web, te adelantamos que dentro de la categoría de pendientes ear cuff, hemos diferenciado entre dos estilos diferentes para facilitaros al máximo las búsquedas.

  • Ear cuff o pendientes de clip: son aquellos pendientes que se ajustan apretando (clip) en el lóbulo, mayoritariamente en la zona de cartílago, dando la sensación de llevar un piercing, pero todo queda en una ilusión porque el piercing no es real y podemos ponernos tantos diseños, tamaños y formatos como nos plazca, ¡sin necesidad de agujeros!
  • Pendientes trepadores: son aquellos que trepan a lo largo del lóbulo, pero únicamente se ajustan con un agujero. Es más, la mayoría tampoco necesita tuerca. Con estas joyitas parecerá que llevas varios agujeros, pero realmente no es así.

Para colocar correctamente un ear cuff es mejor que, al menos al principio, lo hagas frente al espejo. De esta forma podrás probar las zonas en las que mejor se sujeta y dónde te queda mejor. Trata de presionar los pendientes con la yema de los dedos y comprueba si lo notas ajustado. ¡Ojo! Que no te duela mujer, son para lucir mona no para sufrir durante toda la jornada. Prueba también haciendo fuerza con los dedos o movimientos con el pelo, ¡sería una pena perderlos!

Ahora, solo tienes que combinarlos con más pendientes minimalistas de todos los tamaños. Si no te atreves a hacer más agujeros de piercing, ya sabes, ¡tenemos un truco secreto! Los trepadores…

¿Qué te ha parecido la propuesta? Si te unes al club no te olvides de dejar tu foto en el HT #chicaspiropo, ¡siempre buscamos inspiración en Instagram!